La duda crítica

gallery/logo-pxf

prensa La duda crítica 

Índice

Educación

Política   

Cultura

Economía

Ciencias

Historia

Sociedad

Salud

Origen de la vida Agnosticismo

Libertad

Globalización

Libertad

Exposiciones

Espectáculos

Libros   

Deportes

 

 

 

 

Educación

 

Realidad educativa en el momento presente en el mundo

 

 

Ciencias

 

El azar en la vida

 

 

Política

 

Manifiesto por la dignidad humana: libertad

 

La guerra de la vacunación y la dependencia política nacional de la Corporación secreta internaciona

 

Guerra de Rusia contra Ucrania

 

¿Es posible que la actual guerra ponga fin a la crisis de salud mundial?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EDITORIAL 1

PRESENTACIÓN DE LA DUDA CRÍTICA

 

 

Hoy 26 de enero de 2021 tiene inicio la andadura de la prensa “La duda crítica” en la web, no en un país en concreto, pues no nos interesa especialmente las políticas nacionales sino las que se dan con ámbito global; aunque si se aludirá, analizará y se criticará situaciones políticas, económicas, culturales, deportivas, religiosas… y sociales que se dan en cualquier país del mundo y que cuya práctica tenga una repercusión internacional, en cualquier otra nación distinta desde donde tuvo su origen.

 

La presente prensa lleva como título: “La duda”, que procede y abarca el pensamiento comprendido entre el pensamiento crítico a través de la mayéutica[1] del filósofo griego Sócrates (470 a.C.-IB., 399 a.C.) hasta el pensamiento popular, vulgar, la frase “la duda ofende”, pasando por la “duda metódica” propuesta por el filósofo francés Descartes en el Discurso del método (1637), todo ello unido a una actitud crítica, proveniente de una visión que diera Baltasar Gracián, el precursor del existencialismo, en su novela El criticón (1651). Por esto, “La duda crítica” es un periódico científico, no ajeno a la crítica de la actualidad de las ciencias, política, economía… y sociedad que tiene lugar en cualquier país, por tanto en todos los países del mundo, como asimismo sobre toda acción humana y técnica que se produzca a nivel global. Ello no se hará desde una disciplina específica, sino que tenderá a que los escritos que contenga esta prensa, en lo posible, sea inter o multidisciplinar, unido a una perspectiva cuando se requiera del pensamiento complejo –tal como lo ideara el filósofo y sociólogo francés Edgar Morin (1921-), la transdisciplinariedad (que iniciara el biólogo y pedagogo suizo Jean Piaget 1896-1980) , entendido como la conjunción de saberes científicos y populares, y por  último se podrá aplicar igualmente la metodología propuesta por el pensamiento conjunto (conceptualizada por Miguel-Héctor Fernández-Carrión) con la pretensión de conjuntar todos los saberes: científicos y populares, así como todas las áreas del conocimiento  –desde la filosofía hasta la sociología, pasando por la antropología, economía… y las artes-, y esto último con la aplicación de la interdisciplina, disciplina o multidisciplinar, y por esto en su totalidad conforma el pensamiento conjunto.

 

La prensa “La duda crítica” está dedicada programáticamente al lingüista, filósofo y politólogo norteamericano Noam Chomsky (1928) y al antropólogo, historiador y lingüista español Julio Caro Baroja (1914-1995). Con este segundo autor en 1979 en Madrid hablé para su participación con ideas y escritos en la creación de un periódico, al año siguiente en Sevilla tiene su origen, el antecedente directo de la actual prensa: el periódico-  “El trimestral” unido a la “Revista Albahaca”, que presenta en su primer “Editorial” Caro Baroja, quien estaba vinculado directamente con el mundo editorial, a través de su padre Rafael Caro Raggio (editor e impresor) y de sus dos tíos, los escritores: Pío y Ricardo Baroja.

 

Los autores de “La duda crítica” no son exclusivamente periodistas, sino pensadores, normalmente científicos de renombre internacional o investigadores en su proceso de iniciación en el campo de las ciencias. A la mayoría de ellos le guiará la crítica, la puesta en duda o el análisis para la comprensión de cualquier hecho técnico y humano de la actualidad, del pasado o de tiempos futuros. De esta forma se intenta evitar los numerosos criminales contra periodistas, que por razones políticas y del crimen organizado sucede de forma impune casi diariamente en México, por ejemplo, como el mayor país de asesinos de periodistas activos. Para tranquilidad de los colaboradores de “La duda crítica” nos acogeremos a la frase de Jesucristo de que “nuestro mundo no es de este mundo”, sino la humanidad en su conjunto. Entre los colaboradores de “La duda crítica” se contará con pensadores vivos, pero también a los que ya han dejado de existir entre nosotros, por razones naturales; por ello, se contará con Noam Chomsky, Edgar Morin, Enrique Dussel, así como con Caro Baroja, Umberto Eco, Jean-Paul Sartre, Friedrich Nietzsche, etc.

 

En la prensa “La duda crítica” se escribirá sobre filosofía, política, arte, literatura, deportes y un largo etcétera, sobre cualquier tema que tenga actualidad en sí mismo, así como tenga su origen en alguna acción humana del pasado, del presente o por producirse.

 

Con la globalización la política, la economía… y la sociedad nacional tienen repercusión en los otros países, pero esto no es sólo una realidad del momento presente, sino que se ha venido desarrollando desde hace siglos, desde que el ser humano comenzó a internacionalizar su pensamiento  y con ello sus acciones prácticas, dicho de forma generalista; pues, desde un comienzo, el hombre y la mujer prehistórico, en su proceso evolutivo –visto desde la actualidad- se mueve por su instinto animal: alimentación, reproducción y guerra, pues como dijera el naturalista inglés Charles Darwin, en El origen de las especies (On the origin of species, 1859), seguía su “instinto de supervivencia”; posteriormente, al pasar al sedentarismo, los hombres y las mujeres del pasado comenzaron a guiarse especialmente por la economía –como apunta el economista, filósofo y activista político alemán Karl Marx (1818-1883), equiparando el poder económico con el poder político y el religioso, en la propia comunidad, primero y en el momento que las circunstancias de mentalidad (vista desde la complejidad que expone el neurólogo alemán Sigmund Freud -1856-1939-) de los dirigentes une con el desarrollo tecnológico de las capacidades militares: conquistan, sacrifican y/o dominaban a otras poblaciones, desde la proximidad geográfica hasta la mayor lejanía posible (esto dependerá del criterio expansionista de dicha población beligerante, lo que con el tiempo es analizado desde la geopolítica). Desde la época del llamado “Siglo de las luces” (XVIII), cada acción humana es estudiada desde las distintas áreas del conocimiento, por lo que no habrá nada que no cuente con una disciplina de análisis, hasta llegar a la complejidad de la actualidad.

Esta reducción, casi esquemática de la evolución humana, será desarrollada en los sucesivos números de “La duda crítica”; mientras tanto, sean bien venidos todos los lectores que le interese el pensamiento ecléctico y crítico de los autores, analistas, periodistas y pensadores en general que colaboran de forma desinteresada en la prensa “La duda crítica”, para el beneficio de la humanidad libre, cultura y solidaria.

Editorialista

 

 

 

[1] Mayéutica del griego “maieutiké”, que significa matrona, partera… o comadrona, lo que vinculado con la filosofía –según Sócrates- conlleva la ayuda en el parto del conocimiento mediante el diálogo.

 

 

Política editorial de “La duda crítica”

 

Los periódicos convencionales se constituye con un título en torno a los diversos temas o áreas del periodismo, a la manera del concepto aristotélico de ciencia, clasificada en “estancos ónticos” independiente, pero constituyendo un conjunto en su fin, mientras que a partir de la nueva ciencia de la información “La duda crítica” se construye al revés de lo usual parte de una serie de secciones, temas, áreas de análisis o columnas periodísticas que se integran dentro de la prensa intitulada “La duda crítica”; por tanto, el periodismo convencional va del todo (título, ideología del periódico o dictados económicos de sus propietarios) a sus partes constitutivas, mientras que “La duda critica” se origina con la integración de sus partes en un todo, de intenciones y resultados científico-periodístico.

 

Esta conjunción de las partes en los escritos se lo cuestiona el principio holístico del pensamiento complejo, en el que se considera cada objeto o situación atendiendo a las distintas dimensiones y posibles interacciones que posea, al apreciar el todo y a cada una de sus partes, interrelacionadas y con diversas dinámicas, sin separar cada una de ellas ni apartarlas del entorno (Morin, 2010)[1] y el principio hologramático, que posibilita apreciar el todo a partir del conocimiento de las partes y, simultánea y complementariamente, se puede conocer las partes con la consideración del todo, pues como señala Pascal “no puedo concebir el todo sin concebir las partes y no puedo concebir las partes sin concebir el todo”, y si a esto se le une la metodología del pensamiento conjunto, en el que estos y otros principios del pensamiento complejo se integran con el planteamiento transdisciplinar, de la conjunción de saberes y los niveles de percepción, etc., y además se aplica distintas áreas del conocimiento simultáneamente, desde la complementariedad o comparativamente entre sí; como puede ser, por ejemplo, la ejecución de un estudio político, en el que se conjunte una visión antropológica… e histórica, unido el análisis politológico y la aplicación de la psicología y/o sociología, u otras áreas del conocimiento, según cada caso.

El pensador-editorialista

 

 

 

[1] El método III. El conocimiento del conocimiento, Madrid, Cátedra, 8 reimp